×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

Jorge MongayMiembro desde: 14/07/15

Jorge Mongay
18
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    2.355
  • Publicadas
    4
  • Puntos
    58
Veces compartidas
157
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
25/10/2016

Un líder con mayúsculas vive y respira sus propias convicciones y sirve a los demás. Un verdadero líder sabe que su misión no está vinculada a su persona sino a su proyecto, y este tiene una esencia que se refleja en el día a día de los demás

RAMA IX: LIDERAR ES SERVIR

Rey Rama IX, mi Rey. A pesar de tener un pasaporte europeo, considero Tailandia (cuyo nombre significa “la tierra de los hombres libres”), mi patria y mi casa. Los que nos dedicamos formar en economia, management, dirección de empresas o dirección de personas entendemos que el directivo se pasa el día intentando que sus empleados hagan lo que él dice. Y se pregunta de manera habitual, ¿por qué si soy el jefe, tengo razón y tengo el poder a veces nadie me hace caso? Para "que te hagan caso" has de ser respetado, has de saber liderar con ejemplo, ilusión, valentía y con capacidad de servicio. Desde las tripas, no desde la estrategia y el oportunismo.

Un líder con mayúsculas vive y respira sus propias convicciones y sirve a los demás. Un verdadero líder sabe que su misión no está vinculada a su persona sino a su proyecto, y este tiene una esencia que se refleja en el día a día de los demás.

Pensemos en grandes nombres como Jesucristo, Buda, Gandhi, Luther King, Kennedy, Mandela o Pepe Múgica. Su fuerza radica en saber servir, no en una propia lucha por incrementar su poder como en gran parte de políticos y dirigentes. Un verdadero líder sabe quién es, no necesita de la aprobación de los demás. Tiene una meta y trabaja por ella cada día, su meta es algo que beneficia a un colectivo, no a él. Su único beneficio es observar lo que otros obtienen de lo que él hace, nada más. Creo que en este caso existen muchos paralelismos entre el trabajo de un buen padre y la felicidad sus hijos. No en vano, “Bhumidol el Grande” ha sido y es considerado el Padre de la nación.

El Rey Rama IX de Tailandia quien ha fallecido a los 88 años el pasado día 13 de Octubre de 2016 será recordado por mucho tiempo como uno de los grandes monarcas del Reino de Siam. Bumibol Adulyadej, (Rama IX) llegó al trono siendo muy joven y desde el primer día entendió que tenía una misión basada en ayudar y unir a su pueblo. Su trabajo ha sido incansable y extenuante hasta que su cuerpo le ha dicho basta.

Entre otras cosas, en estos años creó un sistema en el que siempre había un servicio “Real” a los ciudadanos, cada dia la familia Real tenia actividades. Es decir, cada día durante 365 días al año. El mismo Rey en persona estuvo quizás en el 70 - 80% de esas ocasiones pero cuando él debía descansar había otro miembro de la familia en guardia, bien fuese su mujer o hijos. Es de justicia decir que su hija, la princesa Sirindhorn es muy querida también debido a su incansable labor. Todos sabemos que siempre fue la mano derecha del padre.

El Rey, junto con su cámara y un equipo de asesores durante 70 años han viajado pueblo por pueblo, aldea por aldea para escuchar a la gente e iniciar programas de ayuda en sus peticiones con una idea única: eliminar la pobreza. A día de hoy tenemos más de 4000 proyectos impulsados por el Rey sin ánimo de lucro que generan bienestar a las zonas rurales más desfavorecidas. El Rey obtuvo por esto en 2006 el premio de las Naciones Unidas al desarrollo humano.

En la zona noreste del país la cosecha de arroz se hace solo una vez al año y si no hay lluvia suficiente los agricultores se enfrentan a serios problemas. El Rey en persona, financio un programa de investigación para paliar este problema trabajando en las teorías iniciadas por Vincent Schaefer (1906–1993) quien descubrió el “principio de la generación de lluvia” en Julio de 1946 siguiendo ideas del premio Nobel Irving Langmuir. A través de estos inicios, Tailandia inició proyectos de generación de lluvia a finales de los años 50. En Octubre del 2005 la oficina de patentes europeas concedió al Rey derechos de propiedad intelectual a sus aportaciones en esta tecnología.

En el 1992 Tailandia sufrió momentos de alta inestabilidad interna con enfrentamientos violentos en las calles entre formaciones políticas. El Rey intervino de manera definitiva en una reunión televisada con los dos cabezas (enemigos y rivales). Aquí pudimos escuchar su famosa frase “Haciendo esto, nadie gana y todos perdemos”. Tras su intervención ambos contendientes encontraron soluciones negociadas y cesaron las hostilidades.

A día de hoy tenemos más de 4000 proyectos impulsados por el Rey sin ánimo de lucro que generan bienestar a las zonas rurales más desfavorecidas

Bhumibol, instauró la cultura de la autosuficiencia en el país (esta es la filosofía de “no dependas de otros o del Gobierno, sino depende de ti”), la cual ha sido de gran valor según varios economistas para rebajar drásticamente la pobreza y hacer de Tailandia un estado moderno en el que, aun todavía existiendo problemas estructurales claros, su economía ha sido la que ha registrado mayores crecimientos en el sudeste asiático entre los años 70 y mediados de los 90.

El sistema de orden social asiático y también el tailandés es de tipo vertical y jerárquico, difícil de entender en el mundo occidental. La base de la sociedad oriental es el respeto y la armonía, siempre se huye de la confrontación y el trato hacia los demás es exquisito en la mayoría de los casos. Esto hace que en cualquier relación (lateral, de arriba abajo o viceversa) siempre esté presente la idea del respeto, por lo que los líderes tienden a tratar con respeto a sus ciudadanos o empleadosen el caso de las empresas. Así pues, los empleados se sienten bien sirviendo a un “padre” que les protege. Por el contrario, en culturas occidentales ocurre que al no estar regidas por este principio de armonía, un líder que este en posicion de maxima autoridad tendrá tendencia a llevar su fuerza al poder, no al liderazgo, y así pues, y con toda impunidad acabara abusando de su posición. Como sabemos que esto ocurre, en las sociedades occidentales tendemos a crear procesos que impulsan el igualitarismo.

A la edad de 30 años, Bhumidol, se ordenó monje unos cuantos meses para entender perfectamente la base de su cultura, el Budismo y ser capaz de vivir sin nada. Los monjes abandonan todo consumo material para meditar casi las 24 h y a cuando sale el sol caminan por los poblados descalzos esperando que alguien les de comida para ese día. Sobreviven de lo que les dan las limosnas (aunque la limosna no se percibe como en la mente occidental). Los monjes comen una vez al día antes de las 12 del mediodía, luego nada más. Esta absoluta austeridad (inspirada en otras formas de Brahamanismo y Ascetismo) es considerado un sano ejercicio de aceptación y humildad, de entender que todo nos es dado, hasta el propio sustento. En esa maxima austerida estuvo tambien Bhumibol, por conviccion y por motivos de aprendizaje. 

Como he comentado antes, la sociedad tailandesa se rige por el respeto y la lealtad hacia el escalafón superior. El concepto del “seniority” (respeto por quien está encima de ti) significa postrarme o reverenciar a quien considero superior en conocimiento, trabajo, posición social o dinero, por poner algunos ejemplos. Así pues, la jerarquía tailandesa pone en la base de la pirámide a los monjes quienes son venerados por su sabiduría y control mental pero en realidad no dejan de ser los que menos tienen en cuanto a posesiones materiales. Entendiendo esto es fácil comprender que todo el mundo respete al siguiente escalafón, hasta que se llega al máximo nivel, el del Rey. Todos se postran ante el Rey, el Rey es el Rey. El Rey no se postra ante nadie, no tiene porqué, tiene el poder y tiene la historia, desde un punto de vista simbólico todo le pertenece. El Rey Bhumibol se postraba y reverenciaba a los monjes más humildes y pobres porque entendía que el círculo ha de ser cerrado para si llegar a alcanzar el equilibrio. Lo cual nos lleva a pensar que la igualdad no sólo puede ser concebida en forma horizontal sino que puede formar un círculo donde siempre respetas y eres respetado, difícil de entender en el mundo occidental pero fácil de entender en las naciones asiáticas.

Desde el primer día de su muerte, la gente viste de luto riguroso en Tailandia y las celebraciones han sido canceladas en todo el país. Las demostraciones hace unos pocos días de 300.000 personas en el Palacio Real han sido abrumadoras. Ayer, en Bangkok yo mismo me encontraba haciendo mis compras en un gran supermercado, a las 15.50 h en punto se comunicó por megafonía los 9 minutos de silencio por el alma del monarca (son 9 minutos porque el Rey es el noveno de la dinastía). Por supuesto, nadie está obligado a hacer nada. No obstante y para entender lo que este hombre ha significado para su gente, he de decir que absolutamente todo el mundo que me rodeaba en un local de grandes dimensiones y en hora punta estuvieron 9 minutos sin mover ni un dedo. Pude ver lagrimas contenidas en algunos rostros (incluido el mio). Tambien hay que decir que la cultura asiática y tailandesa en contraria a expresar sentimientos. Supongo que en una cultura latina podemos ser mas dados a la comedia y a la exageracion pero no aquí, no en esta parte del mundo. Mostrar sentimientos como el llanto es un signo de debilidad que se evita toda costa.

La BBC en uno de sus documentales lo resumió como “Bhumibol al llegar al trono fue respetado porque era el Rey. Hoy el Rey es amado porque es Bhumibol”. La realidad es que pocas veces alguin puede influir tanto en tantos.

Tras meditar sobre la figura del Rama IX  y pensando en la economia, dirección de empresas y el management de personas, me pregunto sobre el impacto que estas acciones han tenido en tanta gente y en las implicaciones y lecciones para nuestros políticos, jefes de estado, dirigentes o cuerpos directivos de empresas multinacionales. ¿Como podemos aprender de este relato y que cosas estamos dispuestos a hacer por otros?

Bhumibol, te echaremos de menos.

 

 

Más recientes de Jorge Mongay

La falacia de las autopistas catalanas

No existe el agravio comparativo en las autopistas. Aunque sus premisas y conclusiones parezcan verdaderas, es un argumento falaz 05/04/2017

Deng Xiaoping votaría NO

La rapidez de "Junts pel Si" muestra que no existe ningún plan de Estado futuro para Cataluña 22/09/2015

Políticos asfixiantes

La desesperante debilidad institucional de la legalidad y del sistema judicial frente a la absoluta ominipresencia de los poderes politicos en la sociedad española hacen que vivamos en una democracia poco robusta 02/09/2015

Una Cataluña independiente desplomaría su Producto Interior Bruto, (PIB)

Unas 150 empresas conforman el 50% del PIB catalán) y cuyos impuestos forman parte del cálculo de las balanzas fiscales, es muy fácil percatarse de que la gran mayoría de ellas operan en los sectores regulados 26/08/2015