Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Pilar15 escriba una noticia?

Nueva pauta: hacer ejercicio para mejorar la memoria y el pensamiento

12/01/2018 14:59 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Publicadas en la edición electrónica de Neurology del pasado 27 de diciembre

ROCHESTER, Minnesota: No le sorprenda que al paciente con deterioro cognitivo leve el proveedor de atención médica le recete ejercicio, en lugar de medicamentos. Una nueva pauta para los profesionales de la salud indica que hay que recomendar ejercicio dos veces por semana a las personas que tienen deterioro cognitivo leve para mejorar su memoria y pensamiento.

La recomendación es parte de las pautas actualizadas para deterioro cognitivo leve, publicadas el 27 de diciembre en la edición electrónica de Neurology, la revista médica de la Academia Americana de Neurología.

“Hace mucho quedó comprobado que hacer ejercicio físico de manera regular aporta ventajas para la salud cardíaca, pero ahora podemos decir que el ejercicio también ayuda a mejorar la memoria en las personas con deterioro cognitivo leve. Lo que es bueno para el corazón, también lo es para el cerebro”, comenta el Dr. Ronald Petersen (doctor en medicina e investigación), autor principal del trabajo y director del Centro para Investigación sobre la Enfermedad de Alzheimer de Mayo Clinic y del Estudio sobre el Envejecimiento de Mayo Clinic. El Dr. Petersen también ostenta el título de Profesor Cora Kanow para Investigación sobre la Enfermedad de Alzheimer.

El deterioro cognitivo leve es la etapa intermedia entre el descenso cognitivo que se anticipa normalmente en la vejez y el deterioro más grave de la demencia. Los síntomas pueden abarcar problemas de memoria, lenguaje, pensamiento y capacidad de juicio que son mayores a los cambios normales de la edad.

Esos cambios, en general, no son suficientemente graves para interferir mucho en la vida cotidiana ni en las actividades habituales. No obstante, el deterioro cognitivo leve puede aumentar el riesgo de avanzar progresivamente hacia la demencia fruto de la enfermedad de Alzheimer o de otras afecciones neurológicas, aunque algunas personas con deterioro cognitivo leve nunca empeoran y unas pocas hasta terminan mejorando.

Los autores de las pautas de la academia actualizaron las recomendaciones para el deterioro cognitivo leve después de revisar todos los estudios existentes. Los estudios de seis meses mostraron que hacer ejercicio físico dos veces por semana puede ayudar a quienes sufren de deterioro cognitivo leve, como parte de un método general para control de los síntomas.

El Dr. Petersen anima a la gente a hacer ejercicio aeróbico: caminar rápido, trotar o hacer cualquier cosa agradable durante 150 minutos semanales, o sea, 30 minutos 5 veces por semana, o 50 minutos 3 veces por semana. El nivel de esfuerzo debe ser suficiente para provocar un poco de sudor, pero no necesita ser tan riguroso que impida mantener una conversación. “El ejercicio podría lentificar la velocidad con la que avanza el deterioro cognitivo leve hacia la demencia”, dice el médico.

Otra pauta actualizada menciona que los médicos clínicos tal vez puedan recomendar el entrenamiento cognitivo a las personas con deterioro cognitivo leve. El entrenamiento cognitivo consiste en hacer ejercicios repetitivos para la memoria y el razonamiento, los cuales pueden realizarse con la asistencia de un computador, individualmente o en grupos pequeños. Sin embargo, las pautas también anotan que hay poca evidencia respecto a que el entrenamiento cognitivo mejore las medidas de la función cognitiva.

No existe ningún fármaco para el deterioro cognitivo leve que haya sido autorizado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos.

Más del 6 por ciento de las personas de 60 años presentan deterioro cognitivo leve en todo el mundo y la afección se vuelve más común con la edad, dice la Academia Americana de Neurología. Más del 37 por ciento de las personas de 85 años en adelante lo padecen.

El Dr. Petersen anota que ante tal prevalencia, descubrir factores del estilo de vida capaces de lentificar la velocidad del deterioro cognitivo puede marcar una gran diferencia en las personas y en la sociedad.

“No debemos pensar que el envejecimiento es un proceso pasivo, sino que podemos hacer algo respecto al curso que nuestro envejecimiento tome. Por lo tanto, si estoy destinado a sufrir de deterioro cognitivo a los 72 años, puedo hacer ejercicio y retrasarlo hasta los 75 o 78 años. ¡Eso es bastante!”, añade.

Las pautas cuentan con el respaldo de la Asociación para el alzhéimer y actualizan las recomendaciones de la academia del año 2001 para deterioro cognitivo leve. El Dr. Petersen está involucrado en el desarrollo del primer ensayo clínico para el deterioro cognitivo leve y continúa como líder mundial en la investigación de esa etapa de la enfermedad, en la que existe la posibilidad de detener o revertir los síntomas.


Sobre esta noticia

Autor:
Pilar15 (261 noticias)
Visitas:
2100
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.