Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Andres Gonzalez escriba una noticia?

ONU alarmada por la creciente oleada de matanzas y violencia en República Centroafricana

37
- +
16/05/2017 07:21 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Alto comisionado Condena los ataques de expansión de grupos armados, el aumento de los homicidios selectivos contra la población civil en la República Centroafricana y contra “MINUSCA” fuerzas de paz de la ONU en el sureste del país

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos Zeid Ra'ad Al Hussein condenó enérgicamente los actos de violencia y los abusos de derechos humanos, entre ellos el asesinato de las fuerzas de paz internacionales.

Hizo un llamado a los líderes de los grupos armados a cooperar con las autoridades gubernamentales y MINUSCA “Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de las Naciones Unidas en la República Centroafricanas”  para llevar a la justicia a los combatientes que han participado en graves violaciónes y los abusos de los derechos humanos.

Del 7 al 9 de mayo los choques entre luchadores contra el Balaka y un grupo conocido como la “ Unité pour la Paix en Centrafrique ” (UPC) - que está aliada con el ex Seleka - llevó a la muerte de unos 56 civiles. Se alega que el anti-Balaka fueron responsables de la muerte de 19 personas, incluyendo 13 de la etnia Fulani, y un imán. La UPC, en respuesta, supuestamente dio muerte a 37 civiles, y más de 3.000 civiles se dice que han sido desplazados.

Las investigaciones realizadas por la División de Derechos Humanos de MINUSCA sugieren que entre marzo y mayo de 2017 más de 121 civiles murieron (estas cifras no incluyen los dos incidentes mencionados anteriormente), así como seis cascos azules.

 

 

GINEBRA / BANGUI (16 de mayo 2017) - El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos Zeid Ra'ad Al Hussein expresó hoy profunda alarma por los ataques de expansión de grupos armados contra la población civil en varias partes de la República Centroafricana en los últimos meses, como así como los ataques contra las fuerzas de paz de la ONU en el sureste del país.

Zeid dijo que estaba particularmente preocupado por el aumento de los homicidios selectivos de civiles desde los enfrentamientos entre grupos rivales comenzó en noviembre de 2016.

Este fin de semana en Bangassou, en el sur, los hombres armados (que se presumen anti-Balaka) utilizaron armas pesadas para atacar la base de la misión de la ONU en la República Centroafricana (MINUSCA).

También atacaron el barrio musulmán de Tokoyo donde numerosos civiles murieron y otros resultaron heridos, aunque la cifra exacta de muertos sigue sin estar clara. Una fuerza de paz MINUSCA fue muerto a tiros durante el ataque, y otro fue herido.

También en el sur, en Alindao y pueblos de los alrededores, informes no confirmados sugieren que del 7 al 9 de mayo de choques entre luchadores contra el Balaka y un grupo conocido como la “ Unité pour la Paix en Centrafrique ” (UPC) - que está aliada con el ex Seleka - llevó a la muerte de unos 56 civiles. Se alega que el anti-Balaka fueron responsables de la muerte de 19 personas, incluyendo 13 de los Fulani etnia, y un imán. La UPC, en respuesta, supuestamente muerto 37 civiles, y más de 3.000 civiles se dice que han sido desplazados.

MINUSCA aún no ha podido verificar estas acusaciones. Las investigaciones realizadas por la División de Derechos Humanos de MINUSCA sugieren que entre marzo y mayo de 2017 más de 121 civiles murieron (estas cifras no incluyen los dos incidentes mencionados anteriormente), así como seis cascos azules. Los incidentes más graves se incluyen los siguientes:

· El 7 de marzo, elementos de la UPC informa, atacaron la ciudad de Goubali 2, en la central de Car, matando a ocho civiles y el saqueo y la quema de casas. De 13 a 31 de marzo de nuevos ataques por tanto anti-Balaka y la UPC condujeron a la muerte de 40 civiles, entre ellos cinco niños y cuatro hombres Fulani, e hirieron a otros 26. Las casas fueron incendiadas y las personas desplazadas de pueblo Atongo-Bakari, y varios minera sitios en Danga-Gboudou comuna. Según los informes, varios niños fueron arrojados al río próximo Ngoubrou por los elementos de la UPC.

· En CAR del este, entre el 7 y el 15 de marzo de elementos anti-Balaka atacaron y mataron a 10 civiles en la aldea de Fulani Chinois del sitio y otros tres civiles en el pueblo de Bimbe cerca de la ciudad de Bria. Civiles huyeron a varios pueblos de la prefectura de Mbomou, al sur y algunos cruzaron a la República Democrática del Congo. Entre el 6 y el 20 de marzo de elementos de la UPC también presuntamente atacaron a civiles en aldeas Rou y Ndjolina, donde mataron a nueve civiles, entre ellos dos niños, resultaron heridos muchos otros, y prendieron fuego a las casas.

· En el sur, el 30 de marzo, 13 civiles murieron y otros 14 resultaron heridos después de un enfrentamiento entre elementos de la UPC y FPRC. Los aldeanos fueron desplazados hacia el norte al pueblo Guigui.

· También en el sur, el 3 de abril, elementos de la coalición FPRC / anti-Balaka al parecer mató a 22 civiles en las ciudades de Bakouma y Nzako.  El 4 de abril en Goulou, se dice que los elementos de la UPC haber atacado y mataron a tres civiles, entre ellos un niño, e hirieron a otros dos. De acuerdo a la información obtenida de diversas parejas, el 27 de abril, al menos cuatro hombres Fulani fueron asesinados por elementos anti-Balaka en el pueblo de Yongofongo. También en Yongofongo, el 8 de mayo, presuntos combatientes anti-Balaka emboscaron un convoy de las fuerzas de paz MINUSCA, matando a cinco de ellos e hiriendo a otros 10. Este es el ataque más letal contra MINUSCA desde su despliegue a finales de 2014.

El Tribunal Penal Especial está preparando para comenzar su trabajo en una señal fuerte por las autoridades y la comunidad internacional de que el continuo clima de impunidad es inaceptable

En CAR occidental, el 2 de mayo, en la ciudad de Niem entre Bouar y la frontera de Camerún, los miembros de la Retour, recuperación y Réhabilitation (3R) grupo rebelde Según los informes, disparó nueve hombres en la cabeza en una iglesia, matándolos. Al día siguiente, en una reunión con los aldeanos, el líder del grupo 3R habría admitido la responsabilidad del incidente y se disculpó por ello. Hasta la fecha no se han tomado medidas para entregar a los presuntos responsables a las autoridades competentes.

El Alto Comisionado dijo que muchas de las áreas antes mencionadas con anterioridad se había mantenido en gran parte no afectada por la violencia y la inseguridad, y los abusos de derechos humanos relacionadas. “La violencia y el aumento de las tensiones se están extendiendo a zonas de la República Centroafricana que previamente se había librado de los tipos de violencia aterradora visto en algunas otras partes del país - esto es muy preocupante y deben saltar las alarmas ruidosas”, dijo Zeid.

“La relativa calma ganado con esfuerzo en Bangui y algunas de las ciudades más grandes de la República Centroafricana se arriesga a ser eclipsado por el descenso de algunas zonas rurales en el aumento de la violencia sectaria, con civiles indefensos - como de costumbre -. Pagando el precio más alto” El resurgimiento de la violencia también ha tenido un impacto serio y directo sobre los agentes humanitarios.

Durante el primer trimestre del año, más de 45 incidentes contra trabajadores humanitarios se registraron en todo el país, haciendo CAR uno de los países de más alto riesgo para la ayuda humanitaria. La mitad de la población de la República Centroafricana depende de la ayuda humanitaria y uno de cada cinco centroafricanos se desplaza.

El Alto Comisionado condenó enérgicamente los actos de violencia y los abusos de derechos humanos, entre ellos el asesinato de las fuerzas de paz internacionales.

Hizo un llamado a los líderes de los grupos armados a cooperar con las autoridades gubernamentales y MINUSCA para llevar a la justicia a los de sus combatientes que han participado en violaciónes de los derechos humanos y los abusos.

“Les recuerdo a los que cometen, orden, orden o fallo para prevenir los ataques contra civiles, trabajadores humanitarios y fuerzas de paz de la ONU que también pueden ser objeto de enjuiciamiento por crímenes de guerra”, dijo.

Zeid también señaló el hecho de que el Tribunal Penal Especial está preparando para comenzar su trabajo es una señal fuerte por las autoridades y la comunidad internacional de que el continuo clima de impunidad es inaceptable.

 

Informa: Andrés González ®/©

ONU Uzbekistán Discurso del Alto Comisionado para los Derechos Humanos Zeid Ra'ad Al Hussein

ONU Exhorto a Panamá hay que centrarse en la evasión fiscal y los bancos deben hacer su parte 

Grupo de la ONU evaluará en Argentina situación de la detención arbitraria 

¿Es Corea del Norte una amenaza nuclear?

Estados Unidos ataca una base aerea Siria con 59 misiles Tomahawk

Israel y Siria se enzarzan en el enfrentamiento más grave desde el comienzo del conflicto sirio

ONU Secretario General pide prioridad absoluta para protección de civiles sirios atrapados en Irak

No hay suficientes recursos disponibles para apoyar a cientos de miles de civiles que huyen de los conflictos violentos, los países deben aumentar la ayuda para mejorar las condiciones de vida de los refugiados.

Reducir la opacidad financiera fiscal a nivel mundial, es un desafío que implica el compromiso concertado de todos los Estados

DONAR AQUI UN FOUNDATION

Informe Anual 2016/17 de Amnistía Internacional

 


Sobre esta noticia

Autor:
Andres Gonzalez (582 noticias)
Visitas:
42
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.