Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Gerson E. A. Arenivar escriba una noticia?

Muy cerca del oro

05/10/2009 02:03 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

goldnuggetswithrock6x6_jpg En los días en que la fiebre del oro era endémica, un hombre decidió ir al Oeste a probar suerte. Trabajando en una mina se encontró con una veta de mineral brillante, así que discretamente cubrió la mina y fue a su casa a contar a sus familiares y algunos amigos su gran descubrimiento. Entre todos compraron la maquinaria necesaria para comenzar a extraer el precioso mineral y al instalarse de nuevo en la mina y sacar la primera carretilla supieron de inmediato que se volverían ricos, pues con unas cuantas carretillas más podrían saldar las deudas y luego se dedicarían a disfrutar en grande las ganancias. Pronto, sin embargo, todas sus ilusiones se vinieron abajo cuando la veta desapareció. Comenzaron a taladrar para escavar un poco más, pero al darse cuenta que no encontraban más oro, decidieron abandonar la empresa y vendieron su maquinaria por unos cuantos cientos de dólares a un chatarrero. A penas si reunieron lo necesario para pagar sus deudas.

El chatarrero llamó a un ingeniero experto en minas para que le hiciera una evaluación. Después de hacer la evaluación y presentar su informe, el experto le explicó que los dueños anteriores no estaban familiarizados con algo muy peculiar que llamaba "veta falsas", pero según sus cálculos, a sólo un metro de donde habían dejado de cavar podría encontrar el precioso mineral. El chatarrero tomó la maquinaria y comenzó a escavar y ¡un metro después se encontró con el precioso oro que había dejado escapar la familia anterior![1]

No abandones tu sueño.

¿Cuántas veces nos ha sucedido eso a nosotros? Estando tan cerca de conquistar a la persona amada, de conseguir el aumento, de culminar la carrera universitaria, abandonamos todo porque de pronto parece que la mina de oro se ha agotado. Y nos olvidamos que el fracaso es muy irónico, siempre nos mete zancadillas cuando estamos más cerca de lograr el nuestra meta, quizás para probar si realmente estamos dispuestos a pagar el precio de avanzar en dirección de nuestras metas e ideales.

3128607011_8d1b9913c0 Si estamos dispuestos a seguir avanzando, entonces no ha habido fracaso en realidad, sino una lección que hemos podido digerir, aunque haya sido un poco dolorosa; mas cuando al ver los obstáculos retrocedemos amedrentados, entonces el fracaso se enseñorea de nuestras vidas y hay que decir que es un amo muy cruel, porque siempre nos recuerda cuan débiles e incapaces hemos sido.

Pero no podemos desmayar. Uno de los Apóstoles del cristianismo, Pablo, un día dijo que "nos somos de los que retroceden". Tú estás destinado o destinada a dejar tu huella con tu vida allí donde vives, con quienes te relacionas. Abandonarte, dejar de lado tus sueños, dejar de luchar por tus ideales, es estar a un metro del oro y permitir que se te escape de las manos.

Tu mayor riqueza no está en la cuenta bancaria o en las propiedades, está en lo que puedes hacer con tu vida. Tal vez en el camino se presenten algunos baches, quizás haya rocas que mover, pero recuerda esta máxima de Molière: "Entre más grande es el obstáculo, más grandes es la gloria de vencerlo". Dios desea que tú tengas prosperidad en todo, ¿qué deseas tú? Seguramente estás más cerca del oro de lo que piensas, sólo debes cavar un metro más.

[1] Napoleón Hill, Piense y Hágase Rico.


Sobre esta noticia

Autor:
Gerson E. A. Arenivar (566 noticias)
Fuente:
vivirlaexcelencia.blogspot.com
Visitas:
835
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.