Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Jmquintero escriba una noticia?

Libre

01/11/2021 11:56 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

...Aprendizaje para la Vida

Luego de vivir una fuerte prueba durante 3 años y medio, donde mi salud física y mental fueron desafiadas, mi familia y matrimonio fueron atribulados, hoy puedo decir que la prueba era necesaria, que Dios tenia razón y mi esposa es una total bendición, mis 3 hijos el mayor regalo y amor.

He pecado en arrogancia, terquedad, lascivia, envidia, ira, duda, rencor, afán y muchas cosas más. He pensado que el favor de Dios es un derecho y que lo merezco por ser cristiano desde hace muchos años, por diezmar y ayudar al pobre. Eso realmente no me hace su hijo, me hace fariseo, legalista, escriba e hipócrita.

El favor de Dios no puede venir solo por portarnos bien, viene por gracia, que es misericordia y amor inexplicable. Él es soberano, sublime, único. No tiene ecuaciones, solo el sabe qué y cómo hacer las cosas. Él determina lo mejor para mi siempre. Gracias Señor por tu grande misericordia, de oídas te había oído, mas ahora mis ojos te ven.

Es un error intentar entender a Dios, también creer que todos somos tratados de la misma manera. Cada uno pasara su propio examen, su propio reto y debemos agradecer por las pequeñas victorias diarias. No podemos, ni debemos recibir grandes cosas y milagros hasta que seamos tratados, liberados y formados para eso. Dice la Biblia que “el fin de la prueba es nuestro fortalecimiento”. Así que Gloria a Dios por la prueba, por la enseñanza y la vida. Todo suma, nada resta.

Es muy importante alejarse del pecado, arrepentirse y confiar en la restitución gradual de la autoridad, la salud y las finanzas. Dios nos mandó a gobernar pero sabiendo que el tamaño del compromiso requiere un nivel de responsabilidad y necesita prepararnos para eso.

Ansiedad y depresion

Hoy puedo decir que me siento libre, agradecido y profundamente amado por Dios, volví a escuchar su voz y sé que nunca me abandonó. No puedo estar seguro que todos los hijos de Dios recibirán millones, pero si que recibirán su favor y nunca los dejara avergonzados.

El afán ofende a Dios, contradice su soberanía, su poder y la fe. Cuando estamos en el desierto buscamos nuestras propias formulas, nuestras fuerzas y nada nos rinde, nada nos prospera, pero seguimos creyendo en “nuestras buenas ideas”; esas que nos llenan de compromisos y mantienen nuestro tiempo ocupado y afanado. Pero son solo eso, distracciones que nosotros mismos hemos creado y reclamamos con arrogancia que Dios las bendiga.

Nuestro Padre Celestial no nos aprobará nuestras grandes ideas si estamos en afán, ansiedad y miedo. La única manera de ser atendidos es confiar plenamente en su compañía y amor. De la prueba quedan heridas, aprendizaje y una nueva porción de fe. Es la forma radical de depender del Señor Jesucristo. Su deseo es formarnos, guiarnos, disciplinarnos, parece muy obvio todo esto, pero no, sobretodo cuando tienes 3 años y medio en un proceso que sabes que por fin termino.

Soy libre de la ansiedad, la depresión, la arrogancia y el temor, libre por el poder de Cristo. Tenemos tantos paradigmas errados, creemos que ser libres de la prueba es salir del desierto, pero ser libres es escuchar la voz de Dios guiando cada paso. Ser libres es tener confianza en cada circunstancia, ser libre es entender que sin Cristo no hay salida, ya que Él es la respuesta, la salida, la esperanza, el gozo y la paz que sobrepasa todo entendimiento.

 


Sobre esta noticia

Autor:
Jmquintero (3 noticias)
Visitas:
5922
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.