Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ghamm escriba una noticia?

Historia del trigo

08/11/2012 12:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Normalmente, el trigo se fecunda a si mismo. Cada planta posee a un tiempo órganos masculinos y femeninos

De cada siete hectáreas de tierra de sembradura del mundo, una está destinada al trigo . La extensión total de los trigales es mayor que la de ninguna otra planta de las que cultiva el hombre para el sustento. Iguala casi la de los arrozales sumada con la de los maizales.

El trigo extiende su área de dispersión desde el ecuador hasta los polos. Desde el nivel del mar hasta altitudes de 3.300 metros en el Himalaya. Se conocen 15.000 variedades de este cereal , de ellas las hay que crecen lo mismo en los climas abrasadores que en los helados, igual como en algunos de los mas secos.

Hace 5.000 años, allá por los tiempos en que durante los funerales del faraón Quéops enterraban en las inmediaciones de la Gran Pirámide su nave solar, un panadero egipcio llevó a cabo, según los historiadores, uno de los primeros descubrimientos de la química.

Al preparar la masa, el hombre dejó una parte expuesta al aire. Sobre ella cayeron microorganismos vegetales flotantes en el ambiente y provocaron la fermentación. Cuando el panadero la puso a cocer, en vez de chatas tortas de pan ázimo como el que la gente había comido hasta entonces, sacó del horno esponjosas hogazas considerablemente subidas de tamaño y llenas de minúsculas bolsas de aire.

Acababa de descubrir el pan fermentado o pan de levadura. Se sabe con toda exactitud de qué clase era el trigo que proporcionó la harina de aquellos primeros panes de levadura, los granos de este cereal hallados en los sarcófagos de las momias egipcias son iguales a los de algunas variedades de trigo hoy existentes.

Y aun en aquella remota época el trigo se contaba ya entre los alimentos mas antiguos del hombre. El cultivo prehistórico de los cereales fue uno de los acontecimientos de mayor significación para la humanidad. El individuo que sólo vive de la caza, necesita para alimentarse cuanta pueda hallar en una extensión de 20 kilómetros cuadrados.

Esa misma extensión de tierra, arada y sembrada, da para el sustento de 6.000 seres humanos. Con anterioridad el cultivo de los cereales , todo cuanto la tierra entera hubiese ofrecido para el sustento del hombre no habría bastado siquiera para el de los habitantes de España de nuestros días. Gracias al cultivo de los cereales contaron los hombres con frutos que podían almacenar en previsión de los años de escasez.

El trigo fue el origen de la agricultura, y mas adelante de la ciudad. Bien puede decirse que la historia del trigo es en mas de un sentido la historia de la civilización. La parcela que cultivaba hizo nacer en el hombre el concepto de la propiedad. Como el trigo ha de sembrarse en la estación adecuada, tuvo el hombre que observar el curso de los astros, andando el tiempo, la astronomía trajo el calendario y las matemáticas.

La rueda de molino señala el momento en que el hombre empieza a no depender exclusivamente de su sola fuerza muscular. Cyrus McCormick, joven granjero de 22 años de edad, llevó a cabo en 1831 en Virginia el invento que sigue en trascendencia al del pan de levadura. Idea McCormick la primera segadora mecánica que da resultados prácticos y que reduce en el siguiente siglo a solo seis horas las 158 que se empleaban en segar una hectárea.

El grano de trigo encierra dentro de su pequeñísima almendra enormes elementos nutritivos

El grano de trigo encierra dentro de su pequeñísima almendra enormes elementos nutritivos. La cuarta parte de las proteínas que entran en nuestra alimentación proceden tal vez del trigo , al cual debemos asimismo alrededor del 40 por ciento de la vitamina B1, la tiamina.

Tan notable es el caso de los genetistas canadienses William y Charles Saunders, a quienes se debe el magnífico trigo Marquis ”, tenido por “ el mayor logro de la historia triguera ”. Hace muchos años, un escocés que paseaba por los muelles de Glasgow tuvo la humorada de llenar su sombrero de gordos granos de trigo que estaba descargando un barco polaco.

El escocés envió este trigo a Canadá, a su amigo David Fife, el granjero de Ontario, quién lo sembró a la llegada de la primavera. Desacertado anduvo en ello, porque se trataba de trigo otoñal o de invierno, que tiene que sembrarse en otoño para cosecharlo a principios del verano. Todas las matas se malograron, excepto una sola.

Esta fue el origen de una buena variedad de trigo de primavera, la llamada “ Fife Colorado ”, que prosperó y se extendió por el oeste de Canadá meridional. La zona triguera canadiense continuó siendo una estrecha faja inmediata a la frontera con los Estados Unidos hasta que William Saunders, director de las granjas de experimentación del Canadá tropezó con los relatos enviados del Extremo Oriente por un misionero.

Decía este que en la India había un trigo llamado “ Colorado Duro de Calcuta ”, notable por lo pronto que maduraba. Era indispensable que así sucediese, porque lo cultivaban en las frías laderas del Himalaya. El rendimiento, sin embargo, era pésimo. Una vez conseguidas muestras del “ Calcuta ”, los genetistas canadienses pusieron manos a la obra.

Normalmente, el trigo se fecunda a si mismo. Cada planta posee a un tiempo órganos masculinos y femeninos. Los genetistas quitaron al trigo de “ Calcuta ”, destinado a servir de “ madre ” en el proyecto de cruzamiento, las antenas, órganos masculinos en los que se encuentra el polen.

Desgraciadamente, el trigo híbrido así obtenido tenía todas las trazas de ser trigo común. Escogieron entonces el trigo que parecía mejor, lo sembraron, cosecharon, volvieron a escoger, tornaron a sembrarlo, para repetir estas operaciones años tras año, cultivándolo siempre sin mezcla de otros trigos . Correspondió esta tarea al doctor Charles Saunders, quién en 1903 escogió una sola mata, a la que dio el nombre de “ Marquis ”.

A los 15 años justos, la cosecha de trigo “ Marquis ” rendía a los granjeros norteamericanos 100.000.000 de hectolitros. Todos los granos que los formaban descendían de la solitaria mata de 1903. Razón tuvieron los antiguos al ver en el trigo el símbolo de la fertilidad. El cultivo científico de las plantas continúa enriqueciendo la vida del hombre.


Sobre esta noticia

Autor:
Ghamm (546 noticias)
Visitas:
16457
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.