Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Charlypol escriba una noticia?

Estado de sitio

18/04/2021 05:46 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El día recién amanecía, eran las primeras horas de la maldita decisión. Estado de sitio, esa palabra que me traía algunos recuerdos de mi juventud, cuando era un subversivo en mi juego de clandestinidad que me atraía en aquel entonces

Pero aquella mañana viajando a hurtadillas, me acurruqué en mi asiento, el barbijo me ocultaba parte de la cara y los anteojos de sol, aunque todo era sombras, terminaban de disimular mi rostro.El trayecto por momentos se hacía placentero, el chofer del micro parecía inmutable por las avenidas.

Las primeras horas transcurrían a oscuras. Mi propia respiración empañaban mis anteojos negros y todo se hacía más oscuro todavía.Las personas eran siluetas que en las penumbras aparecían como sombras trepándose al transporte que los llevaría quien sabe donde. Todo era silencio.Yo absorto en ver por el parabrisas del chofer las rutas que por momentos atravesaban callejuelas de tierra.

Daba la sensación de que había puentes por encima de barrios de emergencia. Todo era desolación. Como una guerra, quizás biológica, devastadora que se debatía entre la humanidad y los intereses poderosos de otros mundos.Los primeros rayos de sol, surgían como campanas de plata que electrizaban las primeras horas de aquel amanecer.

Todos eramos transgresores  y el reloj señalaba el fin de la primera noche del cruel estado de sitio.Recordaba que en mi juventud yo era rebelde, alistado en un grupo clandestino revolucionario, y los militares rondaban las calles. Pero aquella mañana de guerra biológica no había muchachos con bombas ni panfletos. Las sombras cobraban vida y color a la luz del nuevo día, los hombres y mujeres que descendían del medio de transporte eran simples trabajadores que iban en busca del sustento para sus familias. La guerra biológica nos enloqueció a todos, ya el estado no podía discernir entre lo que estaba bien o estaba mal, ni tampoco contra quien arremetía desplegando sus fuerzas sobre los más débiles y en pos de los inofensivos.

Las madres en busca del pan para sus hijos, los padres procurando el bienestar. Sin embargo todos parecíamos siluetas subversivas de la noche, de aquella larga y maldita noche de la guerra más cruel de la humanidad que atacó a civiles y asesinó ancianos llamada covi 19.

Carlos Polleé


Sobre esta noticia

Autor:
Charlypol (809 noticias)
Visitas:
3869
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.