Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Fernando Ramírez López escriba una noticia?

Enlodados

12/05/2014 04:13 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Aún no nos recuperamos de sucesos como la desaparición del cadáver del Lazca, el endeudamiento multimillonario de Coahuila cuando ya nos saturan los escándalos de corrupción de los hermanos Juan Marcos Villarreal

  Por Fernando Ramírez López

Para mis paisanos de Matamoros de la Laguna, Coahuila cuyo destino pareciera ser, la desgracia de la violencia

“La entronización del liberalismo como mito fundador de la nación mexicana fue una desgracia para la vitalidad crítica de esa tradición. La identidad entre liberalismo y nación empobreció la idea nacional mexicana al tiempo que le robó al liberalismo su vigor”.

José Antonio Aguilar Rivera. Limpiar la Casa. 

Todavía no asimilamos los estragos de la desaparición del cadáver de “El Lazca” en Coahuila, entrega del ex tesorero de Coahuila Javier Villarreal con Humberto Moreira, involucrados ambos en un mega fraude a la economía estatal, los perversos manejos de los hijos de Marta Sahagún con la empresa Oceanografía, los errores en la construcción de la Línea 12 del Metro cuando Marcelo Ebrard fungió como Jefe de Gobierno en el Distrito Federal, la detención de Adán Soria Ramírez ex alcalde de Durango por el delito de fraude, el homicidio del Director de seguridad Pública en Matamoros, Coahuila, Juan Carlos Maldonado Soriano; cuando nos saturan las implicaciones en el delito de fraude fiscal y lavado de dinero del Diputado Federal Salomón Juan Marcos Issa; el amparo solicitado por el ex alcalde Eduardo Olmos Castro por delitos contra la salud y robo de combustibles; cuando de lleno el territorio nacional, nos sorprende con múltiples desaguisados que diariamente cabalgan en el territorio nacional.

Este es el caso de los grupos de autodefensa en Michoacán, que avalados por el gobierno federal lucran indebidamente extorsionando a la población en lugar de los Caballeros Templarios y nos informan que fue abatido Nazario Moreno González, también conocido como “El Chayo” o el “Doctor”, principal líder del citado grupo delictivo y uno de los fundadores de la organización criminal “La Familia Michoacana”. Ahora el 9 de marzo de 2014, con la misma solemnidad que se anunció su primera muerte, dejando al descubierto la ficción del gobierno de Felipe Calderón y se corroboró que el “Doctor” seguía vivo y se mantenía como líder indiscutido del grupo delincuencial predominante en el estado de Michoacán.

Además lejos de que la captura y ejecución de Nazario Moreno por parte de las fuerzas armadas de México, pueda atenuar este coctel explosivo que se sigue gestando en la tierra caliente del generalísimo José María Morelos y Pavón, ha ocurrido un efecto que demuestra el desaseo y el lodo que cubre al sistema político de este país.

La doble muerte de “Nazario” ha confirmado la ineptitud, irresponsabilidad y la mentira abierta y estratégica del gobierno de Felipe Calderón, ha dejado un manto de olor putrefacto sobre el Estado Mexicano, una desconfianza histórica que se recarga con la ficción transparente sobre las dos muertes de Nazario y que simplemente nos dice que el gobierno mexicano por impacto mediático y sostenerse, miente permanentemente.

El diez de diciembre de 2010, Alejandro Poiré entonces vocero oficial, anunció la primera muerte del “Chayo”, ahora el gobierno de Peña Nieto comparte la práctica mediática de medir el alcance  de sus acciones mediante la exhibición necrológica del adversario. Le corresponde al gobierno mexicano ante estos hechos actuar enérgicamente en el tratamiento al crimen organizado, hablar con la verdad, la cual confunde por su incapacidad y falta de experiencia, ya no hablemos de las sociedades y negocios enlodados por sangre y dinero que desde mucho tiempo atrás realizan con el crimen organizado.

La tolerancia y corrupción gubernamental ante las acciones delictivas, ha colocado a la sociedad entera en una absoluta desprotección

Por si fuera poco, la policía judicial del Estado de Michoacán, ha detenido a Hipólito Mora, uno de los más importantes dirigentes de lso grupos de autodefensa, por su probable coparticipación en dos homicidios. Este hecho deja a la vista la crisis de crecimiento, acción  y legitimidad de las autodefensas, una crisis que tiene que ver con el hecho de que el levantamiento de estos grupos no ha podido legitimarse socialmente.

Esto lo demuestra el conflicto de la violencia la cual no es solamente regional, esta se ha visto agudizada por la corrupción y falta de credibilidad del Estado Mexicano. Tan es así que el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos Raúl Plascencia, ha expresado que los grupos civiles armados que operan en Guerrero y Michoacán, son un peligro y operan  fuera de la ley, situación que se está extendiendo en el resto del país.

La tolerancia y corrupción gubernamental ante las acciones delictivas, ha colocado a la sociedad entera en una absoluta desprotección. En efecto se tiene una guerra en el país, pero no de combate a la delincuencia, sino de estadísticas que buscan demostrar sus irreales avances en el combate al crimen.

En los quince meses que Peña Nieto se ha desempeñado en el ejecutivo, demuestran que su administración se caracteriza por un modelo social, económico y político que de tiempo atrás dejó de representar a una sociedad atemorizada, la cual sobrevive inexplicablemente al desempleo, a la inflación y a la falta de oportunidades laborales.

Es una sociedad en el lodo de la crisis, a la que ha sido llevada por los intereses inhumanos de los dueños del capital mundial, por eso entregamos en la época de Salinas de Gortari el ejido, hoy la educación carece de rumbo, se entrega el petróleo, se comercia con Estados Unidos y Canadá en un parco de desigualdades, pero lo más grave es que nosotros los adultos, hemos formado una generación de jóvenes sin esperanza, sumida en las drogas, la desesperación, la neurosis y sobre todo sin avizorar un mañana mejor, porque el hoy se llenó de egoísmo y desesperanza por la ambición de los que tienen como sueño mortal atesorar monedas. Que al final solamente se corroen y se pudren. Esto, si es lamentable.

Email: Licfernandora@hotmail.com

Celular: 871 163 3813


Sobre esta noticia

Autor:
Fernando Ramírez López (53 noticias)
Visitas:
1036
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.