Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Reyespirela escriba una noticia?

Carrusel Navideño

3
- +
30/11/2022 18:25 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El naciente mes de diciembre trajo consigo el cálido alborozo navideño; mientras la ensoñadora niebla del otrora reproduce en compendio imágenes de paz, amor, felicidad, tristezas... cuyos valores enriquecen nuestro patrimonio afectivo

Cada 25 de diciembre celebramos el nacimiento del hijo de Dios, cuya misión fue redimir a la humanidad del pecado original a cambio de su propia vida. Es asombroso que después de dos mil veintidós años aún continúe vibrando aquel acontecimiento en lo más hondo de nuestras entrañas.

Unos días más y estaré asistiendo a mi septuagésima fiesta navideña e inevitablemente aflorarán mis lágrimas y exhalaré un profundo suspiro nostálgico por la ausencia de nuestros familiares, amigos y habitantes del mundo que emprendieron el camino hacia la perfección espiritual.

Anímece este año a crear y dirigir una obra teatral dónde estén presentes todas sus navidades desde su nacimiento hasta el día de hoy. Tarea que inicialmente parecerá imposible, sin embargo, con paciencia iremos armando el rompecabezas de una secuencia de hechos a través del tiempo. Es preciso extraer de la memoria una larga lista de personas, fotografías, juguetes, trajes, canciones, alegrías, tristezas, romances, comidas, lugares, etc. Datos determinantes para hilvanar episodios de aquel escurridizo pasado.

Lamentablemente ciertos pasajes quedarán reseñados por un asterisco atemporal al no precisar la data del evento. Los últimos años resultarán sencillos ya que podemos centrarnos en nuestros hijos, de manera que es posible organizar muchas temporadas.

La primera Navidad que viene a mi memoria aconteció el año de 1955, cuando contaba apenas con tres años de edad y recuerdo haber recibido de regalo un pequeño tanque de guerra, que yo llamaba, «mi carrito de cuerda», también quedaron terribles cicatrices que marcaron mi vida.

Después de intensos días de recopilación, ahora podemos imaginar nuestro espíritu ojeando a través de las  ventanas una auténtica saga decembrina al estilo de un bonachón y renovado señor Scrooge, el personaje central de la magistral obra del inolvidable Charles Dickens, «Un Cuento de Navidad».

 

Autor: Alfredo Pirela Velásquez


Sobre esta noticia

Autor:
Reyespirela (12 noticias)
Visitas:
127
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.